¿EL DENTISTA SE CONSIDERA GASTO EXTRAORDINARIO? ¿Y LAS COLONIAS DE VERANO DEL MENOR?

¿el dentista es un gasto extraordinario?

¿EL DENTISTA SE CONSIDERA GASTO EXTRAORDINARIO? ¿Y LAS COLONIAS DE VERANO DEL MENOR?

Como muchos de vosotros ya sabéis, una vez establecida la tipología de custodia adoptada (ya sea esta exclusiva o compartida) los progenitores deben hacerse cargo de los gastos de los hijos en común.

¿Cómo hacerse cargo de los gastos de los menores?

En caso de custodia exclusiva, se establecerá una pensión de alimentos a favor de los hijos y percibida por el progenitor custodio destinada a abastecer los gastos ordinarios de los menores.

Si bien, en caso de custodia compartida, los progenitores podrán abonar ambos en cuenta corriente un importe mensual (por ejemplo, abonar cada uno de ellos 200 € al mes) y domiciliar en ella todos los gastos del menor o podrán acordar abonar todos los gastos al 50 %, ello dependerá del caso en concreto y de la relación entre los progenitores.

¿Qué se considera gasto extraordinario y por ende no se encuentra comprendido en la pensión de alimentos o en el abono de los gastos ordinarios en caso de custodia compartida?

La principal diferencia que encontramos en los gastos extraordinarios es que éstos deberán ser analizados de forma previa y atendiendo a su naturaleza los progenitores estarán o no obligados a su abono.

Por gasto extraordinario se entienden todos aquellos gastos que son imprevisibles y excepcionales y deberemos analizar si estamos ante un gasto de carácter necesario o de carácter no necesario.

 

¿Cuándo se trata de un gasto extraordinario necesario?

En cuanto a los gastos extraordinarios de carácter necesario encontramos los gastos médicos del menor (esto es, por ejemplo médicos privados, gafas y ortodoncia). Por ello, el dentista, siempre y cuando sea necesario y no sólo trate de tratamientos estéticos deberá ser abonado por los progenitores.

Dichos gastos no requieren el acuerdo de los progenitores y en la actualidad suele pactarse en el convenio regulador (en caso de mutuo acuerdo) que los mismos deberán ser abonados una vez comunicado el gasto al otro progenitor.

 

¿Cuáles son los gastos extraordinarios no necesarios?

Por otro lado, y en cuanto a los gastos extraordinarios no necesarios, encontraremos por ejemplo las colonias o los viajes de fin de curso. Se trata de gastos que no son necesarios para el correcto desarrollo del menor y que por mucho que los tengamos interiorizados en la actualidad como necesarios, no se configuran obligatorios para los progenitores debiendo ambos consensuar la aceptación del gasto.

En derecho de familia, como en otras muchas ramas del derecho, prima el sentido común, por lo que si nuestra ex pareja nos reclama un gasto superfluo que nada aporta en beneficio del menor, deberemos llegar a un acuerdo sobre el abono del mismo.

Si por el contrario, el menor requiere de un tratamiento de ortodoncia que es necesario y beneficiara a su salud bucal, dicho gasto deberá considerarse como extraordinario necesario y por ende deberá ser abonado por ambos progenitores.

 

En caso de desacuerdo, ¿Existe algún procedimiento judicial?

Asimismo, en caso de desacuerdo, nuestra Ley de Enjuiciamiento Civil prevé un procedimiento específico a fin de que se declare la necesidad del gasto extraordinario por parte de su Señoría.

Se realiza mediante una vista rápida y debe aportarse la documental y prueba necesaria que acredite la necesidad de ese gasto y el reporte de beneficio para el menor.

Finalmente, se atenderá también a la capacidad de los progenitores de abono de dicho gasto en cuestión.

¿Tiene más dudas? Contacta sin compromiso y un letrado especializado le resolverá todas sus dudas.

Contacta SIN COMPROMISO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *